Os cuento como he pasado mi primer día sin teléfono móvil desde… yo creo que desde 2001. Parece mentira cómo este pequeño “cacharrito” es imprescindible en nuestras vidas. Al final del día veréis si he sobrevivido o no a estar un día sin mi móvil ¿Sobreviviré?